La radio ‘online’, futuro y retos

Publicado en la revista IPMARK 773 / 1-15 DE marzo 2012

Cuando analizamos los frenos objetivos para el crecimiento y reconocimiento de la radio online, la primera cuestión que surge es cómo aportar garantías al mercado sobre los datos de audiencia, ante la existencia de diversas fuentes, que hagan posible la planificación efectiva del medio. ¿Nos debemos orientar por datos de streaming, de reproductores, de páginas vistas, de encuestas?

Hasta el momento, objetivamente los sistemas de medición oficiales no contemplan el uso que de la radio online se hace a todos los niveles, especialmente en lo referente a las escuchas de audio; y las soluciones aportadas hasta ahora, oficiales o no, tienden a valorar audiencias por el tipo de reproductor.

Pero, si nos preguntamos cómo medimos las audiencias que acceden a nuestra radio a través de plataformas como iTunes o Winamp, o dispositivos móviles o de conexión wifi, e incluso de car audio, llegamos a la conclusión de que es necesario caminar en la dirección de la estandarización de sistemas métricos que obtengan medición real y homologada desde los servidores de streaming, que existen de hecho, u obtener propuestas de los medidores oficiales que se ajusten a la realidad del
medio, más allá del uso web de la radio. En este sentido nos proponemos colaborar con la IAB y otras entidades afines para lograr este objetivo.

Nos encontramos con un medio atomizado, en el que surgen proyectos específicamente nacidos en y para la Red, algunos de ellos dirigidos a segmentos muy nicho, que operan en un mundo global, al lado de los de las emisoras que emiten en simultáneo on y offline, y de las grandes emisoras online, y esto nos lleva a plantearnos otra cuestión: cuáles son los intereses comunes del sector, qué servicios comunes se requieren y, sobre todo, cómo regularizar y homologar formatos posibles tanto
de audio como visuales, e investigar sobre su efectividad objetiva, para abrir con ello puertas reales al mercado publicitario, además de analizar fórmulas de monetización adicionales.

La tercera y última cuestión que nos planteamos es la falta de reconocimiento. Cómo es posible que un medio con un alto uso reconocido por parte de los e-oyentes, y con tiempos altos de permanencia y escucha, no tenga la visibilidad necesaria para compartir y remarcar sus datos, y, de esta manera, hacer posible que anunciantes y agencias inviertan en consecuencia en el medio, permitiendo su monetización.

Son las líneas básicas y los grandes retos que nos han llevado a un consenso sectorial, y con ello a la fundación de la Asociación Española de Radio Online (AERO), con un gran éxito de acogida: 17 empresas como miembros fundadores y otras cinco que, en tan sólo una semana, han solicitado el ingreso.

En AERO tienen acogida no sólo empresas de radio, sino consultores especializados, expertos en tecnología y otros actores con interés compartido en fomentar el medio, en dotarlo de transparencia y en dinamizarlo. En esta línea, las agencias y centrales tienen un papel importante que cumplir, basado en la expresión de sus necesidades, en el análisis de efectividad del medio y, especialmente, en la adaptación de sus sistemas internos, que permitan planificar un formato como el audio en su versión digital de modo adecuado al uso que del medio hacen los usuarios online.

Nuestras comisiones de trabajo (de investigación y homologación, de derechos y asuntos legales, de mercados, de comunicación y nuevas tecnologías, y económica) están formadas por profesionales cualificados y motivados a dar respuesta a estos grandes retos.

Avanzamos, pues, uniendo fuerzas y compartiendo intereses en beneficio de todo el sector, basándonos en nuestra labor, investigación, trabajo, experiencia y visibilidad para lograr que la radio online se ubique en el sitio que le corresponde y sea considerada como el nuevo gran medio de la era digital.

Nos espera una radio más abierta, más social y dotada de recursos para interactuar con sus e-oyentes, más móvil, con una publicidad más personal y pertinente, más accesible y unida a los intereses y demandas de sus audiencias, sin duda también una radio claramente más visual y global, de la que los usuarios son los máximos beneficiarios.

La música y los contenidos cualitativos de los editores profesionales tienen enormes oportunidades de adaptarse a la era digital, de avanzar y de encontrar correspondencia entre el coste de sus contenidos y el de sus ingresos. Desde AERO esperamos contribuir de modo eficiente a lograr también un medio más transparente, normalizado y visible.

(*) Elisa Escobedo es presidenta de la Asociación Española de Radio Online (AERO).