Abejar Radio: la enfermedad mental como especialización

Os introducimos la excelente labor de Abejar Radio.


La emisora online del Centro Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen contiene un interesante repositorio donde el lenguaje de signos también tiene cabida.

 

Abejar Radio es una emisora online cuyo propósito es comunicar y servir de instrumento de comunicación e integración para pacientes e internos del Centro Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen de Garrapinillos, en Zaragoza. Abejar Radio emite también sus programas en directo mediante vídeoestreaming, y contiene un interesante repositorio de podcast y vídeocast, donde, de manera singular y accesible para sordomudos, los usuarios sordomudos pueden seguir parte de la programación en vídeos donde un paciente del centro, Juan Carlos, traduce los contenidos al lenguaje de signos.

 

Comenzó a emitir el 10 de octubre de 2017, coincidiendo con el Día Internacional de la Salud Mental, y su particularidad o especialización es que su equipo está íntegramente constituido por personas con enfermedad mental, con el apoyo de educadores y sanitarios de esa institución, de personal técnico especialista en radio y de la periodista Rosa Pellicero.

 

Nació como una radio online divertida, participativa, profesional en su metodología de trabajo con los pacientes, pero también con el propósito de ser una radio fresca, participativa y muy entretenida. “Queremos comunicarnos y que los oyentes se comuniquen con nosotros”, reza entre sus propósitos en www.abejarradio.fm.

 

El proyecto ha gozado hasta el momento de una magnífica acogida en el ámbito de la salud mental, ya que se concibe también como vía para contribuir a derribar el estigma de la enfermedad mental en la sociedad. Pero también ha sido bien recibido en otros ámbitos como el de la comunicación, ya que entre sus “padrinos” y personajes entrevistados en cada programa siempre aparecen personas del mundo periodístico, radiofónico y del deporte.

 

Estigma cero salud mental.

 

Es en este último ámbito, el deportivo, donde Abejar Radio respalda también un singular y muy reconocido proyecto de integración y desestigmatización denominado “Estigma cero” salud mental, con el que a través del balonmano se trabaja en programas conjuntos con escolares y enfermos mentales, muchos de ellos pertenecientes al equipo de Abejar Radio, en la erradicación del estigma y la práctica deportiva.

 

Es en ese contexto donde Abejar Radio participó en la última concentración de la Federación Española de Balonmano antes del Campeonato de Europa y del éxito deportivo de ese equipo nacional.

 

Sus entrevistas, programas y tertulias con personas de todos los ámbitos de la sociedad permanecen en la “radio a la carta” de Abejar Radio, cuyo repositorio de podcast es cada vez más amplio y aspira a especializarse en temáticas relacionadas con la propia emisora.

 

 

Radio Teatro

Con motivo del Día Internacional de la Radio, Abejar Radio amplió su programación e incorporó el Radio Teatro, también interpretado por enfermos mentales y por capítulos, con una obra, la primera, de los hermanos Álvarez Quintero.

 

La singularidad del Centro desde el que se emite Abejar Radio es el ser referente en España en prestaciones y gestión, y trata con enfermos mentales denominados “de último recurso”, es decir, cuyos tratamientos no han tenido éxito en todas las vías sanitarias y asistenciales anteriores.

 

El proyecto comentó como una propuesta formativa (en habilidades de comunicación) para pacientes y profesionales, que duró tres meses, y derivó finalmente hacia la puesta en marcha de una radio on line pero con criterios profesionales, es decir, se trabaja con método, con parrilla y escaleta, con criterios de publicación online y de producción radiofónica. También se inspiró en iniciativas que trabajan con el arte como forma de expresión y comunicación para el tratamiento e integración de enfermos mentales en la sociedad.

 

La experiencia, de momento, está resultando magnífica, porque ha trascendido a la comunicación y a la formación de estas personas, y se ha situado también como una herramienta terapéutica de primer orden, según los profesionales sanitarios del centro.

 

Requiere de esfuerzo por parte de los internos y pacientes, pero lo han integrado entre sus tareas diarias, porque, como alguno dice, en este tipo de centro y estas personas, generalmente estigmatizadas en la sociedad, quieren comunicarse con el mundo y ser escuchados. Y esto es lo que están haciendo, siguiendo la estela de alguna radio famosa hecha por enfermos mentales, con varias décadas ya de vida, como “Colifata”, en Argentina, y, sobre todo, sin querer ser un espacio de enfermos mentales en una radio, sino una radio hecha por enfermos mentales. El Dial Infinito lo permite.

 

Es proyecto es una intensa y muy gratificante experiencia de comunicación en el más amplio sentido de la palabra, y de radio de nicho, también, en este mundo digital donde la especialización es importante.

 

Locos por las ondas

La evolución desde que se presentó el proyecto ha sido exponencial. Tiene mucho mérito una persona con esquizofrenia refractaria o con verdaderos problemas para comunicarse que, en unas semanas, es capaz de hacer una entrevista o de participar en una tertulia, incluso improvisando, y apasionándose por algo tan maravilloso como la radio. Y además hacen cosas divertidas, como la entrevista que muy recientemente realizaron a un famoso cantante punk llamado “Manolo Kabezabolo”, digna de ser emitida en cualquier cadena nacional.

 

Durante la formación, los pacientes y protagonistas de Abejar Radio conocieron cómo hacen radio en otros sitios, y también pudieron escuchar sonidos históricos o narraciones deportivas también históricas, como el famoso gol del “barrilete cósmico Maradona”, y han adaptado el “gol” como mascota sonora de la radio, con un indicativo muy divertido, que ellos mismo crearon, porque, como ellos mismos dicen en cada programa: “En Abejar Radio, estamos locos por las ondas”, aunque sea digital.

 

El propósito, en definitiva, es comunicar, formar y servir de herramienta para contar historias de personas, y, sobre todo, contribuir con su trabajo y ejemplo a desestigmatizar la enfermedad mental a través de la radio.